Saint Gervasi, el Aperitivo de Barcelona

Saint Gervasi se fundó en 2014 cuando dos amigos, Oriol Bautista y Joan Llata, apasionados del mundo del aperitivo, decidieron embarcarse en este proyecto, con el fin de desmarcarse de la conserva de granel tradicional.

Aunque las conservas siempre han estado presentes gracias a la durabilidad que ofrece al alimento, sin perder su sabor y propiedades originales, bien es cierto, que su consumo había quedado restringido a un ámbito doméstico. Pero en los últimos años se ha vuelto a poner de moda gracias al renacimiento del aperitivo como acto social. El vermut ha dado un salto, y actualmente es todo un fenómeno intergeneracional.

Tal y como comentan Oriol y Joan, “Saint Gervasi es un homenaje a los conserveros y comerciantes de vino, así como al barrio de Sant Gervasi”. Es por eso que desde Saint Gervasi, se cuida con mucho cariño la línea de productos tradicional. Además de las primeras referencias lanzadas en 2014: Berberechos, Mejillones en escabeche, Atún en aceite de oliva, Sardinas en aceite, y las estimulantes Sardinas picantes, en 2016 SaintGervasi lanzó nuevas referencias que han hecho las delicias de los avispados foodies, como son las conservas de Zamburiña, Anguliña y la de Mejillones con un punto de picante.

A todo esta gama, hay que añadir un complemento indispensable para el aperitivo: el Vermut. El de Saint Gervasi cuenta con un sabor muy característico, cercano al tradicional pero con toques extravagantes que lo elevan a un nivel de excelencia que lo hace único. El secreto está en una larga maceración con más de 50 extractos de hierbas, flores, semillas y especias naturales como la canela, el jengibre y la vainilla, en toneles de roble de 200 litros.

Actualmente los productos Saint Gervasi se encuentran en un sinfín de tiendas gourmet y restaurantes de la ciudad de Barcelona.